La lógia de la hamburguesa.

[[["0 - no vives de ensalada"]]]

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una aclaración: Hola que tal, primero lo primero, este cuento es raro (el que avisa no es traidor)(?). Mucha gente no lo entendió, o sea, el 90%  Yo estaba empezando con la dieta vegetarinana y de una discusión con un amigo mientras miraba un video de las mafias más peligrosas (los nombres de los personajes son todos capos mafia) salió, eh, bueno... esta cosa. Hecha la aclaación espero que lo disfruten.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Nada interrumpía el espeso silencio de la noche en la sobrepoblada metrópolis, la lluvia caía suave y lenta, pero constante, sobre las cada vez más apretadas calles de la urbe. Los empleados volvían a sus casas volando plácidamente en sus autos y motonaves iluminados por las luces de los hologramas publicitarios. Todos los androides personales preparaban la comida para recibir a sus respectivos dueños mientras buscaban en línea si su empresa había liberado alguna nueva actualización. Nada interrumpía el silencio... excepto unas agitadas pisadas que corrían a toda velocidad por los techos de los edificios.

─¡Alto o disparo!, dijo el oficial, y hablaba muy en serio.

─¡Nunca me atraparan con vida!, exclamó Diego “La Vaca” Guzmán saltando de azotea en azotea en la profunda noche, iluminado tan solo por la luz de los carteles de neón.

Uno de los oficiales que iban detrás de él cayó trágicamente por el vacío de ambos edificios hacia el duro cemento de un callejón, pero el otro logró efectuar varios disparos de los cuales uno rozó en la pierna de Guzmán. “La Vaca” cayó pesadamente al suelo mientras giraba sobre sí mismo para ver como su perseguidor ya se encontraba prácticamente sobre él.

─“Así que nunca te atraparán con vida”, me gusta esa idea, dijo el oficial mientras apuntaba su pistola a la cabeza de Guzmán.

─Hacé lo que tengas que hacer basura.

─Con gustoooohhh!..., gimió el oficial mientras una resplandeciente katana atravesaba su corazón por la espalda, salpicando la impresionada cara de Guzmán.

─Me alegra haber llegado a tiempo Hermano Vaca, dijo Takeshi “El Pollo” Shinoda retirando la sangre de la katana con un rápido y poderoso movimiento de la misma.

─¡Hermano Pollo!, exclamó Guzmán con sincera felicidad. No hay tiempo, tenemos que escapar y reagruparnos en el escondite.

La base secreta no era más que un galpón abandonado, nadie sospecharía que en el sótano se llevaban a cabo los preparativos finales para el atentado global más grande que el Mundo hubiese visto.

Los “Cinco Grandes” tendrían que haber acudido pero solamente Nikolay “El Chancho” Ivankov se encontraba ocupando su lugar en la gran mesa redonda.

Todos ya en su lugar hicieron el saludo ritual tradicional: cruzar sus brazos sobre su pecho para finalizar con un rápido y enérgico movimiento de su brazo izquierdo hacia abajo.

─Si solamente el Hermano Chancho está aquí significa que los hermanos “Pulpo”

y “Cordero”..., susurró Shinoda.

─¡No hay tiempo para lamentarse, todos sabíamos los riesgos!.

─El Hermano Vaca tiene razón, dijo Ivankov, ─ya es hora de hacerlo.

Los tres activaron de manera sincronizada las llaves que se hallaban insertadas en la gran mesa redonda y se escucho como la voz de un parlante en la sala iniciaba una cuenta regresiva, mientras con cada número recitan en conjunto:

 

“10”

En la oscuridad nacemos,

“09”

pero traemos la nueva luz,

“08”

actuamos por la ley del más fuerte,

“07”

uso su carne y me alimento de mi víctima,

“06”

doy mi carne para que se alimenten de mí,

“05”

soy esclavo del ciclo,

“04”

vivo hoy, muero mañana,

“03”

no vivo de sueños,

“02”

no vivo de ilusiones,

“01”

no vivo de amor.

 

Se pudo escuchar en ese momento lo que pareció una enorme explosión y el suelo tembló violentamente por unos instantes.

Las noticias en la semana lo presentaron como un atentado a escala global que destruyó y contaminó el 85% de la reserva de vegetales de la Tierra, un claro atentado a la “Ley de Vida Verde” vigente desde hace más de 200 años: una solución desesperada a los desmedidos grados de contaminación y hambruna del mundo que obligó a la población a adoptar una forzosa dieta vegana/vegetariana desde ese momento.

Mientras tanto, en el sótano de un galpón abandonado, tres hombres sonríen alrededor de una mesa redonda, su trabajo está hecho, la era del omnívoro ha vuelto.

111 Puntos de vista